Las Parias

 

laspariasHablar de parias es hablar del impuesto que los reinos cristianos sometían a los reinos taifas árabes para defenderlos de ellos mismos, es decir, una especie de extorsión o chantaje aprovechando la situación por la que pasaba el mundo musulmán.

Las parias llegaron a tener una gran importancia en las arcas de reyes, monasterios, magnates y aristócratas, ya que eran ellos los beneficiarios. Con lo cual y contra creencia, no tuvo tanta repercusión en la economía, ni en la activación de la moneda, ni en el fomento actividades urbanas. Sino más bien eran utilizadas para adquirir objetos de lujo, construcción de fortalezas, hospitales, iglesias, etc, potenciándose  la industria de la piedra y financiando  gran parte del arte románico. Fernando I para atraerse a su favor a los cluny les otorgó 1.000 áureos procedentes de las parias. Obviamente es una época de gran prosperidad de monasterios y cabildos. Gran parte del patrimonio artístico de la iglesia en ese momento procede de estos impuestos. Las enormes cuantías y la necesidad de cobrar estos tributos llegaron a ser de tal importancia que creó rivalidades y enfrentamientos entre los distintos reyes cristianos.

El porqué de las parias las vamos a encontrar en la debilidad de los reinos Taifas de mediados del siglo XI y la imposibilidad de los cristianos de repoblar los territorios conquistados para dar lugar a un asentamiento estable. Podemos hablar de tres momentos en el desarrollo de los pagos en parias: los reyes cristianos prestan sus servicios militares a cambio de parias; los reyes cristianos someten a presión militar y amenaza de guerra a los reyes taifas para que paguen las parias (es decir, las Taifas pagan para evitar ser atacados por los cristianos); las parias se convierten en una cantidad fija y permanente que durará hasta mediados del siglo XII, cuando sea viable la repoblación de los territorios conquistados y se lancen a la conquista final de la península.