El Castillo

Un castillo es una construcción fortificada que está dedicada a proteger un territorio, además de dar cobijo a la población, enseres y tropas, y fue herramienta clave para fortalecer el establecimiento del poder señorial. Se suelen construir en una peña inaccesible, junto a un pozo o fuente, coincidiendo con un vado o con un puente sobre un río, buscando un llano o incluso para evitar la artillería, en construcciones más avanzadas, en una vaguada.


El castillo es el núcleo de la sociedad castrense. En él conviven vasallos, hombres de confianza del señor, damas de compañía, en definitiva todas aquellas personas necesarias para cubrir necesidades y distracciones del señor. La vida del señor del castillo se centra en las actividades guerreras, o en su defecto en la caza, en los torneos, justas, y juegos de mesa como el ajedrez. Banquetes y fiestas rompen la monotonía diaria y representan un auténtico acto social. En la mesa del señor solo se admite a sus allegados y personas de igual o mayor rango, sentándose según su importancia social más o menos cerca del anfitrión. Estos banquetes se amenizan con juglares, trovadores y bufones para regocijo de los presentes.

el-castillo

 

 

torre-del-homenaje

Torre del Homenaje: Constituye el elemento principal del castillo. Era la residencia del señor, donde están las estancias principales, pudiendo servir en ocasiones de almacén. Se encuentra en la parte más resguardada de la fortaleza, siendo en caso de que fallen el resto de mecanismos de defensa el último reducto defensivo.

 

 Patio de armas: Era el lugar donde se emplazaban las distintas construcciones como la herrería, la capilla, la sala de recepciones, las naves para acuartelamiento de la tropa, la armería, etc.

 

Muralla: Muro defensivo que rodea el resto de la fortificación. Según la época y los avances armamentísticos las murallas solían ser más o menos elevadas, y más o menos gruesas. Estaban coronadas en su parte superior por un pasillo conocido como adarve, por donde fluctuaban las tropas, con almenas (además de otras estructuras como saeteras, matacanes, etc.), para facilitar la defensa. Las murallas se fortalecían en su estructura con torres o cubos, que mejoraban la actividad vigía y la protección del recinto.

 

Foso: Zanja cubierta de agua que rodea la muralla. Servía para evitar que las máquinas de guerra tuvieran contacto con los muros, además de dificultar el asalto de la infantería.

 

Puente levadizo: Acceso principal al castillo, consistente en un portón de madera que se elevaba en caso de peligro, dejando el foso al descubierto e impidiendo la entrada al recinto. Además estaba elrastrillo o peine, reja pesada y rematada en su parte inferior por puntas. También era probable la existencia de la barbacana o fortificación que protegía la puerta de acceso o poternas que eran puertas secundarias.

 

Aljibe: Es el depósito de agua generalmente subterráneo. En él, por lo general, se almacena el agua de la lluvia como reserva en caso de sequía o asedio.